Anatema – CUCO y PCE, por Diego Cortés

La segunda fecha del ciclo de conciertos propuestos por  Anatema: ecosistemas de producción alternativos, explotó literalmente de la mano de Cuco que llegó desde La Plata en una Citroneta y que abrió la noche dejando claro porque los niños le temen.

Cuco propone una experiencia musical distinta, con un set corto, justo, pero muy intenso y explosivo por momentos, calmo en otros, donde el noise rock es el eje central de la banda. Con Leo Vozdelmudo Aguilera en la desgarradora voz, Seba Novoa en el bajo, Daniela Ocampo en la batería, y en la segunda guitarra Franco “Licantropo”.

Leo lleva el protagonismo no solo por su voz, sino también por recorrer el escenario de forma constante. Llevando los ambientes y los niveles de intensidad por diferentes planos, incluso con él mismo, donde viajó desde pequeños susurros hasta partirse en agudos gritos,  y se encontraba en la guitarra nuevamente para volverse a este plano. Entre tema y tema mientras se recomponía y aprovechaba a tomar agua, hasta interactuaba con el público presente, que los hizo sentir como locales, producto quizás, de 10 años de intercambio que tienen en común con bandas uruguayas, tales como Imao, Cadaver, Power Chocolatin Experimento, Hijo Agrío. Leo nos comentaba al cerrar el show, consultado acerca de la similitudes musicales que hay con P.C.E. “Se cumple la regla de que las buenas personas se atraen de alguna manera, porque son gente de 10, somos amigos básicamente, después la música va adosando eso”.

Por otro lado Leo destacó el recibimiento cálido de la organización y la sala. Y no se sorprendía por las similitudes de trabajo independiente que hay tanto en La Plata como en Montevideo, no solo en la música sino que en el arte en general, producto de la cercanía geográfica y el amor por hacer las cosas: “Se labura desde el disfrute y de la amistad, y desde el saber que no tenes que pegarla, ni tenes que tranzar con nada. Las cosas llegan si llegan, si no llegan, no llegan, pero se hace por el goce nomás”

El cierre de la noche estuvo a cargo de Power Chocolatín Experimento, la banda de los hermanos Berocay, que estrenó hace algunos días su más reciente trabajo “Sumbarajera”. Bien se podría esperar un show repasando sus otros trabajos, y jugar a vivir la noche desde la comodidad de hacer temas que vienen tocando hace más tiempo, pero sin embargo se arriesgaron a tocar “Sumbarajera” totalmente, con apenas días de haber salido al público. Un valor agregado al espectáculo y un regalo a la gente que los esperaba ansiosamente y que acompaño a pesar del clima.

Ellos saben de hacer experimentos, de hecho su música es un experimento en sí mismo que tiene la impronta de cada uno de sus integrantes puesta en la parafernalia sonora de Pablo, con bajo, teclado y un sinfín de sonidos, la batería de Bruno que propone ritmos de todo tipo llevando la intensidad de acuerdo a la demanda de cada canción, y la guitarra de Demian que al igual que su voz engloban un sonido muy característico de la banda.

Se destacaron momentos muy interesantes de la noche, como por ejemplo en la canción “agua quieta” donde suena al final un candombe hecha a puro chico, piano y repique, pero con los instrumentos de cada uno, guitarra bajo y batería. Y otros donde hasta una bicicleta fue intervenida por Pablo y Bruno para sacarle sonidos de todo tipo que hacían a la canción “Parte dos”.

Fue un show intenso que fue cobrando mayor soltura a medida que los nervios se calmaban, de hecho Demian nos contaba “El evento resultaba todo un desafío, por la sala, la convocatoria, estamos muy contentos con el resultado final”. Y no es para menos, la familia y un montón de amigos llenaron la sala para darle un abrazo emotivo a todos los integrantes, que desde hace tiempo venían viviendo este evento en las redes con mucha intensidad.

En esta segunda fecha se afianza la idea de que Anatema es un camino sin retorno, donde la profesionalización queda evidente en propuestas como las presentadas el pasado jueves, donde trabajar el sonido era clave, y salió a un nivel óptimo que permitió expresar la idea de los músicos y disfrutar el show plenamente. Una vez más ser testigo de ese trabajo es una satisfacción y ejemplo de que hay un camino que invita a ser recorrido.

 

 

 

Foto: Aimé Castro, bajo licencia CC-BY-SA. Disponible en Flickr.

0 comentarios en “Anatema – CUCO y PCE, por Diego CortésAgregá un comentario →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *